fbpx

Introducción a los 67 artículos de Zuinglio

Por Philip Schaff (1819-1893)

Las opiniones de Zuinglio, en relación con la Reforma Luterana en Alemania, crearon una gran conmoción, no solo en la ciudad y el cantón de Zúrich, sino en toda Suiza. A sugerencia suya, el gobierno —es decir, el burgomaestre y el pequeño y gran Consejo (llamado Los Doscientos)— ordenó una disputa pública que debía resolver la controversia fundamentada en la única base de las Escrituras.

Para ello, Zuinglio publicó 67 artículos o conclusiones (Schlussreden). Estos son la primera declaración pública de la fe reformada, pero nunca alcanzaron una autoridad simbólica y fueron sustituidos por confesiones más maduras. Se asemejan a las 95 tesis de Lutero contra las indulgencias, que seis años antes habían iniciado el drama de la reforma alemana; pero marcan un gran avance en el sentimiento protestante y abarcan un mayor número de temas.

Fueron preparados para una disputa pública celebrada el 29 de enero de 1523 en la ciudad de Zúrich, donde Zuinglio había sido el pastor principal desde 1519, y fueron defendidas victoriosamente por él, en presencia del magistrado civil y de unas 600 personas, contra el Dr. Faber, vicario general del obispo de Constanza, que apareció para supervisar la reunión más que para defender las antiguas doctrinas, y no quiso o no pudo responder a los argumentos de cierto oponente erudito y poderoso. El magistrado aprobó el mismo día una resolución que aprobaba la posición de Zuinglio, y exigía a todos los ministros del cantón que no predicaran más que lo que pudieran probar del santo evangelio. En octubre tuvo lugar una segunda disputa sobre el uso de imágenes y la misa, ante unas 900 personas, incluyendo 300 sacerdotes y delegados de diferentes cantones. Una tercera disputa tuvo lugar en enero de 1524. El resultado fue la emancipación del papismo, y el establecimiento organizado y permanente de la Iglesia Reformada en la ciudad y el cantón de Zúrich.

Estos artículos están repletos de Cristo como el único Salvador y Mediador, y enseñan claramente la supremacía de la Palabra de Dios como la única regla de fe. También rechazan y atacan la primacía del Papa, la misa, la invocación de los santos, el mérito de las obras humanas, los ayunos, las peregrinaciones, el celibato, el purgatorio, etc., como mandamientos humanos no escriturísticos. Son breves y, en este sentido, como los Treinta y Nueve Artículos de la Iglesia de Inglaterra, se asemejan más a un credo que a las largas confesiones de aquella época. Pero nunca tuvieron más que una autoridad local.

Lo anterior ha sido tomado de Philip Schaff, History of the Christian Church, vol. VIII. The Swiss Reformation. § 17. The Sixty-seven Conclusions (edición digital de Christian Classics Ethereal Library) y Creeds of Christendom, vol. I. The History of Creeds. § 51. Zwinglian Confessions (edición digital de Christian Classics Ethereal Library). Rogamos que cualquier copia o distribución de este material se haga junto con el debido reconocimiento a Irenismo Reformado.