fbpx

El irénico reformador Martín Bucero

Por Philip Schaff

Martín Bucero (1491-1551), el erudito y devoto reformador de Estrasburgo, y un hábil diplomático, fue amigo personal de Zuinglio, Lutero y Calvino, y un mediador entre la Reforma suiza y la alemana1Nota del traductor: es decir, entre el ala reformada y el ala luterana de la Reforma., así como entre el protestantismo continental y el anglicano. Trabajó con infatigable celo por una unión evangélica, y esperaba alcanzarla mediante fórmulas flexibles de compromiso (como la Concordia de Wittenberg de 1536), que ocultaban la verdadera diferencia y al final no satisfizo a ninguna de las partes. Elaboró con Melanchthon el plan de reforma en Colonia a petición del arzobispo. Durante los problemas del «Interim» aceptó una invitación a Inglaterra, ayudó a Cranmer en sus reformas y murió como profesor de teología en Cambridge, lo cual fue lamentado universalmente. En el reinado de María la Sanguinaria fue formalmente condenado como hereje, sus huesos fueron desenterrados y quemados públicamente (el 6 de febrero de 1556); pero Isabel restauró solemnemente la «bendita» memoria de «los queridos mártires Martín Bucero y Pablo Fagio». En logros y prolijidad como escritor no fue superado en su época.

Lo anterior ha sido tomado de Philip Schaff, Creeds of Christendom, vol I. The History of Creeds. § 68. The Tetrapolitan Confession (edición digital de Christian Classics Ethereal Library). Rogamos que cualquier copia o distribución de este material se haga junto con el debido reconocimiento a Irenismo Reformado.