fbpx

Martín Bucero y las imágenes de Cristo

Martín Bucero (c.1491–1551), en su tratado sobre las imágenes titulado Das Einigerlei Bild (1530), con diversos argumentos se opone claramente al uso religioso de las imágenes de Cristo, afirmando, además, «que es contrario a la Escritura y nuestra religión que se tengan imágenes de Cristo en las iglesias de los cristianos»1Bucer, Martin, 1491-1551 A treatise declaryng [and] shewig dyuers causes take[n] out of the holy scriptur[es] of the sente[n]ces of holy faders [and] of the decrees of deuout emperours, that pyctures [and] other ymages which were wont to be worshypped, ar i[n] no wise to be suffred in the temples or churches of Christen men (London, 1535), page unnumbered.. Sin embargo, Bucero, al menos aquí, no fue claro con respecto a algún otro uso de dichas imágenes fuera de la Iglesia. 

No obstante lo dicho, hay dos hechos en Bucero que parecen apuntar a que no veía con tanto recelo las imágenes de Cristo con algún otro uso (no religioso) fuera de la Iglesia. Uno es el hecho de que en la Confesión Tetrapolitana, publicada en el año 1530 (año en que también publicó el  mencionado tratado sobre las imágenes), concede que es libre el uso de imágenes religiosas en general (en las que sin duda se encuentran imágenes de Cristo), siempre y cuando se usen «en lugares y de maneras que no supongan un tropiezo para alguien»2Véase el artículo El uso de imágenes es libre-Confesión Tetrapolitana..

Otro es el hecho de que en el año 1545 Bucero publicó su Beständige Verantwortung con la imagen de un crucifijo en el frontispicio del libro (puede verse en la portada de este artículo). Aunque es irónico que en su tratado de 1530 en un lugar arremetiera contra los crucifijos, sin embargo, esto no es contradictorio. Allí se opuso al uso religioso de estos en el ámbito eclesiástico. Aquí lo permite, concede o tolera (escoja la palabra que usted prefiera) por un uso meramente artístico en el ámbito académico. Este proceder común en los libros protestantes lo explica David Davis (PhD, University of Exeter):

«…muchas de las xilografías y grabados de los libros protestantes eran bastante similares a las imágenes que se quitaban de las iglesias, pero esto a los lectores protestantes no les parecía duplicidad o hipocresía. Los protestantes, tanto en Inglaterra como en la Europa continental, utilizaban a menudo imágenes de Cristo (…) para ilustrar sus libros»3David J. Davis, From Icons to Idols: Documents on the Image Debate in Reformation England (Wipf and Stock Publisher, 2016), p. 18. Recomiendo la explicación que Davis también hace en este libro sobre el tratado de Bucero sobre las imágenes..

Con esto, por supuesto, no se quiere decir que Bucero apoyaba las imágenes de Cristo, así como tampoco que las rechazaba. Este tipo de afirmaciones superficiales crean muchos problemas para el entendimiento de cualquier autor, y son propias de quienes leen superficialmente a los autores. En cualquier caso, lo presentado en este artículo muestra la complejidad y flexibilidad de un reformador como Bucero, lo cual en su tiempo le costó incluso la confianza entre algunos de sus propios colegas de reforma.

Notas:

  1. Bucer, Martin, 1491-1551, A treatise declaryng [and] shewig dyuers causes take[n] out of the holy scriptur[es] of the sente[n]ces of holy faders [and] of the decrees of deuout emperours, that pyctures [and] other ymages which were wont to be worshypped, ar i[n] no wise to be suffred in the temples or churches of Christen men (London, 1535), page unnumbered.
  2. Véase el artículo El uso de imágenes es libre-Confesión Tetrapolitana.
  3. David J. Davis, From Icons to Idols: Documents on the Image Debate in Reformation England (Wipf and Stock Publisher, 2016), p. 18. Recomiendo la explicación que Davis también hace en este libro del tratado de Bucero sobre las imágenes.

Estudiante de teología (Lic., Universidad Católica de Oriente). Traductor de literatura teológica y editor de Irenismo Reformado y Agustinismo Protestante.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta