Lo que Sola Scriptura no es

2

La enseñanza de la Reforma sobre la sola Scriptura (solo la Escritura) no significa que el cristiano solo, lee la Biblia solo y la interpreta solo. Sola Scriptura no significa que debemos ser llaneros solitarios al estudiar, interpretar y aplicar la Palabra de Dios. De acuerdo a la sola Scriptura, los devocionales privados no son malos, pero las interpretaciones privadas sí.

Históricamente hablando, probablemente no deberíamos usar la defensa de Lutero en Worms como una ilustración de lo que sola Scriptura significa a menos que le demos una explicación contextual profunda. La Dieta de Worms no fue «Lutero solo y su Biblia sola contra la Iglesia Católica Romana».

Así es como Richard Muller lo describe:

Es completamente anacrónico entender la sola Scriptura de Lutero y sus contemporáneos como una declaración de que toda la teología debe ser reconstruida de nuevo por el exégeta solitario confrontando el texto desnudo y sin referencia a la tradición de interpretación de la iglesia (…) Es igualmente anacrónico asumir que la Escritura funcionaba para los Reformadores como un conjunto de hechos o proposiciones enumeradas y adecuadas para usarse como soluciones rápidas para todas las preguntas que pudieran surgir en el curso de la historia humana. Tanto el lenguaje de sola Scriptura como el uso actual del texto de la Escritura por los Reformadores, puede ser explicado solo en términos de las preguntas de autoridad e interpretación planteadas por los desarrollos de los siglos dieciséis y diecisiete. Aun así, un estudio cuidadoso de los resultados exegéticos actuales de los Reformadores manifiesta fuertes continuidades interpretativas y doctrinales con los resultados exegéticos de los Padres y los doctores medievales (Richard Muller, Post Reformation Reformed Dogmatics vol. 2 p. 63-64).

Autor: Shane Lems. Covenant Presbyterian Church (OPC).

Traducción: Romel Quintero.

Este artículo fue publicado originalmente en The Reformed Reader.

Ser irénico es ser completamente bíblico y evangélico en teología, rigurosamente perenne en filosofía, católico en alcance y pacífico en espíritu.

Leave a Reply