La Sola Scriptura y la utilidad de la tradición entre los Reformadores

4

Debe tenerse en cuenta que la Sola Scriptura nunca se formuló como una negación de la utilidad de la tradición cristiana como una norma subordinada en la teología. Los puntos de vista de los reformadores se desarrollaron a partir de un debate en las postrimerías de la teología medieval sobre la relación de la Escritura y la tradición: un partido que veía ambas como normas co­iguales; otro que veía la Escritura como la norma absoluta y, por lo tanto, primaria, pero que permite a la tradición ser un derivado y tener importante un papel secundario en la declaración doctrinal. Los Reformadores y los ortodoxos protestantes sostuvieron este último punto de vista, asumiendo que la tradición era una guía útil, que las declaraciones trinitarias y cristológicas de Nicea, Constantinopla y Calcedonia eran expresiones de la verdad bíblica y que los grandes maestros de la Iglesia proveyeron valiosa instrucción en teología que siempre necesita ser evaluada a la luz de las Escrituras. Encontramos, sobre todo en la era escolástica del protestantismo, un profundo interés por el período patrístico y un uso crítico, pero a menudo sustantivo, de las ideas y patrones enunciados por los doctores medievales. El debate fue entre dos grupos, ambos formados dentro de la iglesia católica medieval, sobre la cuestión de qué grupo, y ciertamente, cuál punto de vista de la relación de la Escritura y la tradición representaba la «fe antigua» y era, por lo tanto, verdaderamente católico. En la medida en que la Reforma pasó a la era de la ortodoxia confesional, la buena acogida de la tradición por los protestantes –como bien señala Congar en el caso de Chemnitz, pero fácilmente documentada por muchos otros escritores– se hizo cada vez más el distintivo de una teología protestante que reclamaba la catolicidad para sí misma1Richard Muller, Post-Reformation Reformed Dogmatics, vol. II, p. 346..

El Dr. Muller es un teólogo cristiano reformado y es profesor de teología histórica en Calvin Theological Seminary en Grand Rapids, MI. Posee un M.Div. de Union Theological Seminary, NY (1972) y un Ph.D. de Duke University (1976). Muller es un experto en teología de la Reforma, especialmente en la vida y el pensamiento de Juan Calvino.

Leave a Reply