Un uso reformado de las imágenes (Zuinglio)

2

Los Reformadores no fueron iconoclastas simpliciter. Vermigli creía que las imágenes debían usarse para la educación de los laicos, siendo la única excepción el uso de imágenes durante la liturgia. Peter Matheson señala que a través de una educación humanista, que exaltaba el arte de la retórica, los Reformadores aprendieron a usar la pluma como un pincel para pintar imágenes en la mente a través de un discurso elocuente y adornado. Otro ejemplo de un uso reformado de las imágenes es el Zwinglibibel. Esta es la Biblia traducida al suizo-alemán por Zuinglio y otros en 1531. La Biblia estaba llena de imágenes de personas significativas, eventos e incluso seres divinos. Por ejemplo, la siguiente es una impresión del «Hijo del Hombre» del Apocalipsis de Juan:

Karlstadt y muchos puritanos no habrían apreciado la inserción de imágenes en la Santa Palabra de Dios, pero Zuinglio lo consideró útil y necesario para la educación de un laicado mayormente analfabeto. Las imágenes eran pequeñas para no distraer al lector del texto, pero eran lo suficientemente grandes y detalladas para instruir al lector en la interpretación correcta del texto.

Este artículo fue publicado originalmente en EpistolêTraducido por Romel Q.

Eric Parker (PhD McGill University) es el editor de Library of Early English Protestantism (LEEP) en Davenant Institute.

Related Posts

Leave a Reply