¿Qué hace que algo sea escolástico?

1

Un discurso es ‘escolástico’ solo cuando sigue específicamente un método escolástico; es decir, solo cuando:

(1) identifica el orden y patrón de un argumento apropiado al discurso técnico-académico;

(2) presenta un tópico en la forma de una tesis o pregunta;

(3) ordena la tesis o pregunta de una forma adecuada para el debate o la discusión, a menudo identificando el ‘estado de la pregunta’; (4) señala una serie de objeciones a la respuesta asumida como correcta,

(5) y ofrece una formulación de una respuesta o elaboración de la tesis con la debida consideración de todas las fuentes de información y las reglas del discurso racional, seguido por una respuesta completa a todas las objeciones.

Cuando esa forma o su esquema no son observados en una obra, esa obra no es escolástica. Por ejemplo, la Summa theologiae de Tomas de Aquino es claramente una obra escolástica, pero su comentario al evangelio de Juan no lo es, a pesar de que su contenido se mantiene en una relación firme y clara con el contenido de la Summa. Otro ejemplo, tomado de un lugar más cercano a casa: puede decirse que el comentario al Catecismo de Heidelberg de Ursino es escolástico. Pero el catecismo en sí mismo claramente no lo es, a pesar de que el contenido teológico del catecismo refleja cuidadosamente el de su comentario.

Tomado de Richard Muller, After Calvin: Studies in the Development of a Theological Tradition, pág. 26. Trad. Romel Q.

El Dr. Muller es un teólogo cristiano reformado y es profesor de teología histórica en Calvin Theological Seminary en Grand Rapids, MI. Posee un M.Div. de Union Theological Seminary, NY (1972) y un Ph.D. de Duke University (1976). Muller es un experto en teología de la Reforma, especialmente en la vida y el pensamiento de Juan Calvino.

Related Posts

Leave a Reply