Hay mucha diversidad en la teología reformada

5

Mientras hacía mi maestría en teología histórica y dogmática, tenía un entendimiento muy estrecho de la tradición reformada. Normalmente pensaba con estas categorías: reformados versus arminianos; reformados versus socinianos; reformados versus romanistas, etc. Pero continué con mis estudios de doctorado y comencé a notar que los teólogos reformados tenían sus propios debates internos. Eventualmente, edité un libro con Michael Haykin sobre los debates internos en la tradición puritana (Drawn into Controversie: Reformed Theological Diversity and Debates Within Seventeenth-century British Puritanism). 

El ensayo introductorio de Richard Muller en Drawn intro Controversie debería ser una lectura requerida a los ministros, especialmente a aquellos que polemizan sobre asuntos relacionados con la ortodoxia confesional. En su ensayo enumera lo siguiente: 1) debates relacionados con los límites confesionales, que pasaban o enfatizaban los límites; 2) debates sobre asuntos filosóficos; 3) debates de importancia significativa que amenazaban con llegar a un nivel confesional; 4) debates sobre temas teológicos que no presionaban los límites confesionales. Los diversos debates que seleccioné para el libro estaban en estas categorías.  

Desde que escribí ese libro, mi entendimiento de la diversidad dentro de la tradición reformada ha sido confirmada fuertemente.  

¿Cuáles fueron algunas de las áreas debatidas entre los teólogos reformados?  

Sin orden de importancia, son las siguientes: 

1. Debates sobre la eficacia del bautismo. Esto ocurrió en la Asamblea de Westminster, pero también en el Continente. Herman Witsius señala que había teólogos «de alto nombre» que diferían acerca de la eficacia del bautismo para los infantes. Muchos mantenían «que un cierto tipo de regeneración y justificación no es solo significado sino también otorgado sin excepción a los infantes de las personas pactuales, aunque puede que no esté infaliblemente conectado con la salvación, considerando que podrían caer por su pecado cuando hayan crecido».  

Voetius dice: «Hay una séptima opinión que prevalece entre los doctores reformados, que atribuye la regeneración a todos los infantes dentro del pacto, siempre y cuando sean elegidos» (Selectae Disputationes, vol. 2, p. 410).

2. Debates sobre la renuncia al pecado a fin de ser justificado. Véase Witsius. Afortunadamente, él no vivía en Escocia durante el siglo XVIII.

3. Los debates sobre la justificación son bien conocidos, especialmente sobre la imputación. Pero incluso la cuestión de si la justificación puede ser «reiterada», o si debe entenderse solo como un acto único, fue debatida. Además, había puntos de vista que decían algo como esto: 

En este sentido, las buenas obras de todo tipo son, según algunos, necesarias para nuestra permanencia en el estado de justificación y nuestra absolución final; no como causas instrumentales de nuestra justificación, sino solo como cualificaciones o condiciones precedentes del perdón final y la dicha eterna. Tales pasajes deben ser entendidos sabia y cuidadosamente, no sea que alguno sea alejado de la doctrina pura de la justificación por la fe en Jesucristo.

4. Debates sobre eclesiología. Esta es un área que competía con la complejidad de los debates sobre el pacto mosaico. Los presbiterianos ingleses (ferozmente) estaban en desacuerdo entre sí. Los presbiterianos escoceses estaban de acuerdo con los congregacionalistas ingleses en ciertos puntos. Luego Voetius entra en el debate y parece ponerse del lado de los congregacionalistas ingleses. Westminster fue un documento comprometido incluso en el asunto de la eclesiología.

5. Debates sobre el pacto mosaico. He escrito extensivamente sobre este tema, incluso en Drawn into Controversie. Aunque no creo que el punto de vista de Kline tenga mucho precedente histórico, nunca he llamado la atención al presbiterio acerca de esto, y no pienso que sus seguidores estén fuera del campo reformado porque sostengan ese punto de vista sobre el pacto mosaico. Ciertamente, puedo estar fuertemente en desacuerdo con el punto de vista de Kline, pero no me negaría a ordenar a alguien por ello.

6. El universalismo hipotético parece haber tenido un lugar entre los teólogos reformados. John Owen proporcionó una defensa robusta de la redención particular, pero incluso los reformados particularistas estuvieron en desacuerdo con Owen en ciertos puntos.

7. Debates sobre la santificación. La obra The Marrow of Theology (William Ames), en su contexto del siglo XVII, no fue siempre recibida como enteramente sana. Sin embargo, creo que encaja dentro de la corriente de la ortodoxia reformada. Puede que hayan algunas frases aquí y allá que no comparta, pero esto me pasa con cualquier obra.

8. Debates sobre la visión beatífica. Leer a Owen. Leer a Turretini. Véase la gran diferencia.

9. Debates sobre la recompensa de Adán. Leer a Goodwin. Leer a Turretini. Véase la gran diferencia.

10. Debates sobre el día de reposo. Leer a Cocceius. Leer a Voetius. Véase la gran diferencia.

11. Debates sobre si los puntos vocales hebreos fueron inspirados durante el Antiguo Testamento. Véase The Formula Consensus Helvetica (1675), canon 2. Entre los defensores estaban: Gerardus, Junius, Gomarus, Polanus, Whitaker, Ussher, Rainolds, Voetius, Deodatus, Lightfoot y Heidegger.

12. Debates sobre la adoración. Véase a Hooker contra Cartwright y Travers.

13. Debates sobre la oferta libre del evangelio. Leer a Manton. Leer a Owen. Véase la gran diferencia.

14. Debates sobre la fianza de Cristo: expromissio versus fideiussio (cocceianos versus voetianos).

15. Debates sobre la seguridad: los puritanos contra algunos de los Reformadores (¿es la seguridad de la esencia de la fe?).

16. La justificación eterna: algunos teólogos reformados incondicionales sostuvieron este punto de vista; otros lo rechazaron.Turretini no es Goodwin; Goodwin no es Maccovius.

17. La adoración de Cristo: el tema fue debatido con cierto detalle entre los reformados ortodoxos. El debate cristológico (adoratio Christi) entre William Ames y Johannes Maccovius se centraba en si Cristo debe ser adorado de acuerdo con las dos naturalezas o solo su naturaleza divina. Ames defendió la posición de que Cristo debe ser adorado de acuerdo con ambas naturalezas. Sin embargo, Maccovius respondió que Cristo debe ser adorado solo como verdadero Dios de acuerdo con su naturaleza divina. Rivetus, Gomarus y Voetius se pusieron del lado de Maccovius; Maresius y Walaeus del lado de Ames.

18. Debates sobre la necesidad de la expiación. Rutherford y Twisse contra Owen.

19. Debates sobre el lapsarianismo: supra, infra y todo lo que está en el medio, como también variaciones entre los supras e infras.

20. Debates sobre el libre albedrío (libertarianismo). Véase el libro de Oliver Crisp, Deviant Calvinism, y la reciente pieza de Paul Helm sobre el tema.  

Y así podría seguir con muchos debates entre los teólogos reformados. 

Así que a los que creen haber descubierto y resuelto todo: buena suerte… 

Publicado originalmente en Reformation21. Traducido por Romel Quintero.

El pastor y Dr. Mark Jones (PhD, Leiden Universiteit) ha sido el ministro en Faith Vancouver desde 2007. Es también investigador asociado en la facultad de teología en University of the Free State, Bloemfontein, Sudáfrica. El Dr. Jones es el autor de varios libros, incluyendo su libro más reciente, Knowing Christ.

Related Posts

1 Response

Leave a Reply